Fomentando la resiliencia y la independencia: los beneficios del “Skateboarding” para jóvenes en La Carpio

0
192

En comunidades donde la esperanza a menudo se ve eclipsada por la adversidad, el skateboarding emerge como un faro de oportunidades y transformación. Para los jóvenes inmersos en entornos desfavorecidos, este deporte no es solo un pasatiempo, sino una vía hacia la resiliencia, la autoexpresión y la autoconfianza.

El skateboarding va más allá de ser una simple actividad física; representa un espacio de libertad y creatividad donde los jóvenes pueden canalizar su energía de manera positiva. En un contexto donde las tentaciones negativas acechan en cada esquina, el skateboarding ofrece una alternativa constructiva que promueve la disciplina, la perseverancia y el trabajo en equipo.

El 3 de marzo, la Fundación SIFAIS abrió sus puertas a un taller de Skateboarding impartido por la campeona centroamericana Jeimy Josohara, donde asistieron mas de 20 ninos.

Esta iniciativa no solo brindó a los participantes la oportunidad de aprender de una experta en el campo, sino que también les ofreció un espacio seguro donde desarrollar habilidades físicas y emocionales fundamentales.

A través de la práctica del skateboarding, los jóvenes en comunidades en riesgo social pueden aprender lecciones valiosas sobre la persistencia, el trabajo arduo y la superación de obstáculos. Este deporte no solo fortalece sus habilidades físicas, sino que también moldea su carácter, fomentando la autoestima y la capacidad de enfrentar desafíos con determinación.

Cada truco exitoso en la tabla de skate representa una victoria personal, un recordatorio tangible de que con esfuerzo y dedicación, cualquier meta es alcanzable. En un entorno donde las oportunidades suelen ser escasas, el skateboarding se convierte en un catalizador de cambio, empoderando a los jóvenes para que escriban su propia historia y tracen su propio camino hacia un futuro prometedor.

 

 

 

 

 

 

 

La Fundación SIFAIS y la destacada campeona Jeimy Josohara han demostrado que el skateboarding va más allá de las acrobacias en la pista; es una herramienta poderosa para el empoderamiento juvenil y la transformación comunitaria. En cada ollie, cada flip y cada grind, se esconde una lección de valentía y determinación que resonará en la vida de estos jóvenes mucho más allá del taller del 3 de marzo.