El reciclaje.

0
47

Es ese proceso de convertir los materiales que creemos no necesitar en casa en componentes reutilizables, es la manera más fácil de combatir el calentamiento global, evitando generar grandes cantidades de materiales que podemos aprovechar.  El punto fundamental del reciclaje es darle un segundo uso de vida a estos materiales, componentes que fácilmente podemos convertir en algo más y para eso debemos aprender el cómo reciclar. Los materiales que normalmente se reciclan son plásticos, vidrios, latas o metal; cartones, papel y entre otras más. Contamos con un centro de Acopio que nos puede guiar en estos aspectos el cual se encuentra en la tercera parada de La Carpio.

En nuestra comunidad en épocas de verano hace un gran calor por la falta de árboles y la basura generada en ciertos sectores de La Carpio no ayudando en nada las construcciones de la mayoría de las casas que son a base de lata, zinc y concreto. También se tiene ese mismo problema en común en épocas de lluvia debido a la gran cantidad de material que corre por los ríos y zanjas, provocando así que estos se desborden a las calles y se metan a las casas. Teniendo esto en cuenta debemos replantearnos la importancia de reciclar y cultivar ese buen hábito en nosotros.

si vamos a algún lugar en donde nos topemos con contenedores de basura de diferentes colores también debemos saber cómo se clasifican nuestros desechos  de aquellos que son útiles para así poder  distinguirlos correctamente. De esta forma haremos una separación correcta.

Color azul: Todo tipo de papeles y cartones. Ejemplo: Periódicos, revistas, papeles de envolver; folletos publicitarios, cartones de huevo entre otros.

Color amarillo: Se deben depositar todo tipo de envases y productos fabricados con plásticos como botellas, envases de alimentación o bolsas. Las latas de conservas y de refrescos también tienen que depositarse en estos contenedores.

Color verde: En este contenedor se depositan envases de vidrio. Importante no utilizar estos contenedores para cerámica o cristal.

Color rojo: Los contenedores rojos aunque poco habituales, son útiles en evitar una mayor contaminación ambiental. Se almacenan desechos peligrosos como baterías, insecticidas, aceites, aerosoles, o productos tecnológicos.

Color gris: En estos se depositan residuos que principalmente son materia biodegradable.

Color naranja: Este contenedor es para material orgánico. También se puede usar el gris si no se tiene el naranja.

Reciclar es también un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente. ¿Lo practicas? Parece que a veces aún nos resistimos a reciclar pero todavía no es tarde para hacerlo, podemos dar un paso hacia delante empezando el cambio por nuestros hogares si queremos tener una comunidad que nos guste y amemos.

A donde sea que vayamos llevarnos siempre llevar esta práctica.