Carpio promovió derechos para los migrantes a través del arte y la música

Este fin de semana se desarrolló el primer Festival Comunitario Informarte en Movimiento

0
644
IMG_2455
Más de 300 personas llegaron al festival.

Con bailes pinoleros, rap urbano, rock latino y juegos para los más pequeños, ayer la comunidad celebró a lo grande su Festival Comunitario InformArte en Movimiento.

Este evento organizado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Asociación de Arte y Cultura Urbano (ACAU) y ASO CODECA, estás dos últimas propias de la comunidad.

“Este festival se enmarca dentro de la iniciativa de estrategia de comunicación comunitaria llamada InformArte en Movimiento, que llevamos a cabo en 7 países, y que tiene como objetivo principal, empoderar a las comunidades sobre los riesgos de migración, sobre los derechos de las personas migrantes y sobre la convivencia pacífica en las mismas comunidades”, explicó Raquel Herrera, Coordinadora Nacional del Programa Mesoamérica de la OIM.

La fiesta arrancó después de las 9am con clases de zumba, en donde asistieron cerca de 40 vecinos.

Posterior a ello, el turno de participación fue para los integrantes de Cocibolca, una agrupación fundada desde hace 15 años, quienes interpretan bailes folclóricos de Nicaragua.

Coreografías muy alegres, coloridas, y en la que todos los asistentes se identificaron, recordando su país de origen.

El teatro se hizo presente en el festival y fue una de las actividades más aplaudidas. Las primeras en subir la tarima fueron “Las Abuelas Felices y Forzadas” de la Fundación Humanitaria, quienes recrearon la historia real de una mujer nica que migró a Costa Rica hace años atrás, que durante su adolescencia y viaje a nuevo país, vivió varios momentos duros.

Los jóvenes de teatro del Ministerio de Artes Shema de la Iglesia Católica fueron también invitados a este fiesta. Concluida su obra, el turno fue para el colectivo Metamorfosis, quienes presentaron “El Muro de la Tortilla”.

Al medio día, el sol calentó y los stands de vigorón, orchata y arroz con pollo se llenaban. Los buenos almuerzos fueron acompañados con el rap urbano y local, a cargo de Transformer y el dúo Los Ángeles Caídos.

Durante las pausas de cada presentación, la organización producía una serie de cuñas informativas, en las que se les explicaba a todos los asistentes sobre los derechos que cuenta todo persona migrante, la inclusión de ellos dentro de una sociedad y cómo prevenir actos de violencia.

“Se busca romper mitos sobre el tema de migración. Siempre se le ha visto como algo negativo, pero es por la falta de información correcta. Nosotros lo proponemos pero con una visión más positiva y participativa” compartió días atrás a este medio, Noelia Alfaro, del equipo de producción de la OIM.

La agrupación de rock, Agua e Pipa, fue la encargada de cerrar el festival. Esta es una banda con cerca de 1 año de fundarse, y que a través de su música, hacen un llamado al respeto y cumplimiento de los derechos humanos, y combatir la exclusión social.

“La idea es ir institucionalizando todas las iniciativas para que los actores sean dueños, se apropien de estas mismas iniciativas“, concluyó Raquel Herrera.

Para ver fotografías y videos del festival, invitados a dar click a este mismo enlace. 

Amplia experiencia trabajando en las áreas de Comunicación y Coordinación de Proyectos para organizaciones no gubernamentales relacionadas a temas de educación, reducción de la pobreza, innovación y construcción de ciudades sostenibles. Ha brindado sus servicios para empresas del sector audiovisual y publicitario del país, inclusive para festivales nacionales e internacionales.