¡Tócate, para que no te toque!

0
21

 

¡Tócate! Para que no te toque.

Todo el mes de octubre ha sido designado tradicionalmente por la Organización Mundial de la Salud para celebrar el mes de sensibilización sobre el Cáncer de Mama, una patología que causa la muerte de cientos de miles de personas que incluyen Hombres y en su su extensa mayoría mujeres, a nivel mundial. El objetivo de esta campaña radica en promover el aumento de la atención y el apoyo que se le da a esta enfermedad, así como recalcar la importancia de su detección precoz y tratamiento oportuno.

El cáncer de mama, es el cáncer más común diagnosticado en mujeres a nivel mundial, representando 1 de cada 10 nuevos diagnósticos de cáncer. De acuerdo con los datos del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) para el año 2017, se produjeron más de 1.9 millones de casos nuevos, y aproximadamente 611 mil muertes a nivel global a causa de esta patología, y es en los países de ingresos bajos y medios, donde se concentra la mayor parte de estas muertes, dado a la escasa sensibilización sobre la detección precoz y la dificultad para el acceso a los servicios de salud.

En la región de las Américas, la Organización Panamericana de la Salud estima que más de 462 mil mujeres son diagnosticadas y cerca de 100 mil mueren por este cáncer cada año; y se espera que de mantener las tendencias actuales; las cuales se encuentran en aumento debido a, entre otras causas, el aumento en la expectativa de vida; para el año 2030 la aumentará en un 34% en esta región. Específicamente en Costa Rica, los datos más recientes del IHME indican una incidencia de 1532 nuevos casos y 423 fallecimientos por esta causa en el año 2017, ambos valores con una tendencia al aumento.

El cáncer de mama es una enfermedad silente, debido a daños en el ADN y mutaciones genéticas influenciadas por la exposición a estrógenos; siendo algunos factores de riesgo, la edad avanzada, la historia de cáncer previo, factores reproductivos como menarca temprana (antes de los 12 años), primer parto después de los 30 años o nuliparidad, menopausia posterior a los 55 años, y el uso prolongado de terapias hormonales con estrógenos.

Por esto, la práctica periódica del auto examen de mama y una actitud alerta ante cualquier alteración detectada, es de vital importancia, así como mantener un control médico regular, y la realización de las pruebas mamográficas cuando estén indicadas.

Los hallazgos más usuales del cáncer de mama, a los que tiene que estar alerta, corresponden a un cambio asimétrico en el tamaño o forma de la mama, y la detección de una masa o bulto, a menudo mientras se realiza el autoexamen o toma una ducha.  Contrario a la creencia popular, el dolor no es un síntoma usual del Cáncer de Mama en estadios temprano, presentándose únicamente en el 5% de los casos. En los estadios más avanzados, otros síntomas y signos a considerar son alteraciones en la piel como coloración rojiza, aumento de la temperatura local, inflamación, tumefacción, ulceración; descargas por el pezón, fijación del seno a la pared torácica o una mama con aspecto de piel de naranja

Costa Rica se ha sumado activamente a la labor de concientizar a la población respecto a esta enfermedad desde hace bastantes años, promoviendo una detección más precoz, y ofreciendo atención médica oportuna a las afectadas con tratamiento de punta. Se cuenta con guías para la detección temprana, tratamiento e indicaciones de estudios radiológicos, desde el año 2012; así como un decreto ejecutivo para la oficialización de la atención a personas con esta condición.

Todos estos esfuerzos se han visto reflejados, y es por esto que en la actualidad Costa Rica presenta el mayor porcentaje de supervivencia a 5 años de toda Centro y Sur América, el cual es de un 87%, y es comparable al de los países que se ubican en las primeras posiciones como Estados Unidos (90%) e Israel y Canadá (ambos 88%).

Se debe tener presente que a pesar de que algunos factores de riesgo para padecer esta enfermedad, como la edad o los antecedentes familiares, no se pueden modificar, si puede disminuir su riesgo al cuidar integralmente su salud. El centro de control y prevención de enfermedades de los Estados Unidos recomienda como medidas preventivas; mantener un peso adecuado, realizar ejercicio con regularidad, limitar el consumo de bebidas alcohólicas, consultar con el médico para el uso de terapia de remplazo hormonal o anticoncepción, de ser posible amamantar a los hijos y si se tienen antecedentes familiares de Cáncer de Mama buscar consejo profesional.

¡Tócate para que no te toque!