La Prima: historia de superación y buena comida

Tiene 23 años de ser residente de la Carpio

0
959
WhatsApp Image 2017-07-05 at 1.53.52 PM
"La Prima" ofrece todo tipo de platillos a base de carne en la soda ubicada en su hogar.

Ubicado en una vivienda del barrio de la Carpio vive Juana Aragón, mejor conocida como “La Prima”, una mujer que a pesar de las complicaciones que ha soportado durante su vida, ha logrado superarse y poder seguir ganándose su salario a punta de lo que vende y ofrece en su negocio de tipo alimenticio, el cual es muy famoso y visitado en la comunidad ubicado en la Cuarta Parada, para ser más precisos, del mercadito, segunda entrada, 20 metros oeste.

Hace 23 años que ella es residente de este sector y hace 15 abrió este negocio con su hija, pero, desde que ella regresó a su natal Nicaragua, la Prima, maneja su establecimiento de forma independiente.

Platillos típicos. Las comidas que ofrecen en la soda, son basadas en platillos típicos nicaragüenses, el cual es un legado dado por su mamá desde muy pequeña, y uno de esos es la carne asada, la cual consiste en una combinación de varios elementos como lo son las “tajadas” (son plátanos maduros que los cortan en tajadas, de ahí el nombre), la carne, y repollo rayado junto con un poco de chile al gusto.

Otro alimento son las enchiladas, empanadas de gran tamaño rellenas de arroz con carne mechada, estos y muchos más se pueden encontrar. Además vende otros antojos como: gallos de queso frito, plátano maduro frito, pinto, tacos,enyucados, costillas asadas; y para tomar unas refrescantes cebadas, cacao, semilla de jícaro y chia con tamarindo. 

Nos comentó que el día del apagón nacional, logró vender todo, ya que muchas personas no habían almorzado y ella tenía todo listo en su parrilla de carbón. “Necesito que la luz se vaya más a menudo los fines de semana para tener ganancias (se ríe)” expresó Aragón. 

Los precios de estos productos van desde los 700 colones hasta los 3000 colones, cada uno.

Problema mediático. Incluso comentó sobre la situación de las noticias, mayormente negativas, que los medios de comunicación difunden a todo el país acerca de los hechos ocurridos en la Carpio, ella explica que “si uno no anda en malos pasos, no les va a pasar nada.” Lo cual significa que mientras las personas no lleguen al barrio para realizar acciones peligrosas, en sí no existe riesgo alguno, por el qué temer.