Fernando Bonilla

0
150

Fernando es un voluntario de Sifais de 33 años, es maestro de ballet y play for peace

Desde hace 4 años inicio con play for peace, es una ONG que trabaja en barios paises en zonas de conflicto, es un programa que se basa en la educación experiencial, aprendiendo a través de juegos, no importa nuestras diferencias (religiosas, políticas, paises, pensamiento) hay cosas que nos unen como seres humanos, como el poder de jugar y generar cambio a través de la sonrisa

Conoció esta iniciativa en un voluntariado en Grecia, en un campamento de refugiados y decidió traerla al pais, donde Sifais le abrió sus puertas para iniciar con este proyecto con personas de la comunidad

Hace dos años dio inicio a las clases de ballet al ver la motivación de aprender danza en algunas chicas de su clase, dando inicio a esta con dos grupos: baby ballet y ballet principiante, también continua con su formación en ballet y desea poder certificarse en la enseñanza de la metodología con el único interés de que la formación de ballet de las chicas de la Carpio sea mas completo y poder dar acceso a este tipo de clases a mas personas que no pueden pagarlo y así logren tener un contacto con el arte de la danza.

Como a todos la pandemia nos ha afectado y Fernando no es la excepción, al ser sus clases de danza y de forma muy técnica como lo es el ballet se complica algunas situaciones con las estudiantes, como lo son la conectividad y el espacio de ellas en sus hogares y se debe de tener cuidado y adaptar las clases a esta modalidad para no causar en las estudiantes una lesión por un movimiento mal hecho ya que el solo puede verlas desde la cámara y no a detalle como lo hace en clases presenciales, pero a final de cuentas nos adaptamos y se puede ver las ganas tanto de las chicas por aprender y de Fernando por enseñar

Sus estudiantes tienen entre los 4 y 20 años y una de las cosas que mas extraña de las clases presenciales es los abrazos de las chicas y el cariño, comenta que le parece muy extraño como hay personas que le preguntan si no le da miedo venir aca… porque cuando el piensa en nuestra comunidad solo puede recordar el cariño que de dan sus estudiantes

“esta experiencia cambia muchisimo mis metas de vida”