Se solía compartir.

0
31

Se solía compartir

Cuando era pequeño recuerdo haber recibido ayuda de algunos de mis
vecinos, algunos otros tocaban a la puerta preguntando cómo
estábamos y otros más ayudaban a los que lo necesitaban, creo que ya
es una costumbre que ya se ha ido perdiendo o nos preocupamos por los
vecinos a los cuales le tenemos más confianza olvidándonos de aquellos
a los cuales no nos acercamos, a duras penas pensamos en el otro o nos
preocupamos por lo que le esté pasando; a veces ni nos preocupamos
por nuestra propia familia, ya ni pensamos en esa hermana que
tenemos o en esos sobrinos que son parte de nosotros, ni por los
abuelitos de la familia o los nietos que compartimos, pensamos que
esto es normal; es por el tiempo en que estamos o por que se perdió el
trato humano que solíamos tener, es lo que que solemos pensar,
tenemos que tener en cuenta que las costumbres cambian, ¡es verdad!
que la sociedad no es la misma; que las personas cambian para bien o
mal y que vivimos actualizándonos, dejamos de ser los mismos para
tener otra manera de pensar, de ver las cosas y de razonar, pero para mi
lo ideal es permanecer con esa misma costumbre o mejorarla si a de ser
posible.

Nuestro primer contacto con el mundo es el lugar en donde
vivimos, aquel lugar que solemos llamar vecindad y aunque nuestros
vecinos no sean nuestros amigos más cercanos no perdemos nada
intentando un trato servicial, de respeto; de amabilidad y de conciencia,
sabemos que aunque el tiempo pase, nosotros y nuestras valores no deben declinar, que estos deben mejorar y para una mejor convivencia,
que el día de mañana pueda confiar en ese vecino de la par y pedirle
que me ayude si me surge algo inesperado, que yo también pueda
extender mi mano si lo necesita y es que estamos aquí para ayudarnos
pero debemos tener en cuenta que al igual que ayudarnos también
tenemos obligaciones que cumplir como vecinos tanto como respetar la
propiedad ajena y que se nos haga respetar la nuestra como moderar
los ruidos y las horas necesarias al igual que otras muchas más.

Felicidades si somos ese buen vecino que debemos de ser todos.

¡Seamos buenos vecinos nosotros como comunidad llamada La
Carpio!