David Domínguez, gana la primer medalla deportiva Panamericana en la disciplina de judo para La Carpio

0
83

Con tan solo 20 años, David Domínguez es un judoca costarricense que ha representado al país en varios eventos internacionales y en Juegos Nacionales. El pasado 08 de septiembre llenó de orgullo a toda una comunidad, al lograr una presea de bronce en los juegos Panamericanos de Judo en República Dominicana.

“El poder representar a Costa Rica y sobre todo a una comunidad como La Carpio es un orgullo.

Además, el tener el aval de comités técnicos y deportivos que ven en mí la disciplina y los valores propios de un deportista profesional, me generan una gran responsabilidad y más aún que sé que hay niños que me ven como un ejemplo a seguir”, añadió David Domínguez, Deportista.

Un inicio lleno de esfuerzo y disciplina

Domínguez inició su participación en Fundación SIFAIS desde los 12 años, donde se enamoró del judo. Deporte que lo ha visto crecer, desarrollarse y formarse como persona y deportista. Actualmente, tiene 20 años y entre sus éxitos destacan 42 medallas, entre ellas una de bronce de categoria Panamericana.

También fue 4 veces campeón con medalla de oro en Juegos Nacionales y ha representado 3 veces al país en el exterior.

¿Cómo surgió el Judo en SIFAIS?

“El deporte del judo inició en SIFAIS, gracias a la visión y al amor que el ahora sensei Ramón González sintió al ver el trabajo que se realizaba en la fundación. Recuerdo que se me acerco y me propuso iniciar con una serie de charlas, las cuales fueron evolucionando y llamando la atención de los más pequeños de La Carpio.

Tras el trayecto recorrido se formó “Judo Carpio” una academia que forma y enseña a niños y jóvenes de la comunidad en el dojo, un espacio de entrenamiento ubicado en Cuevadeluz, edifico sede de SIFAIS” afirmó Maris Stella Fernández, Presidente de Fundación SIFAIS.

Las clases iniciaron con charlas sobre la disciplina y los valores que representa el Judo, ya que muchos de los jóvenes tenían la visión de que eran solo golpes, pero los valores son aún más importantes que las técnicas y movimientos de lucha. Es así como Ramon y 20 jóvenes se unieron, para emprender en este camino.