Karla Téllez, su historia y cómo pasó de voluntaria a colaboradora de SIFAIS.

0
190

Karla es una vecina de la comunidad que llegó a La Carpio hace 20 años, viajó para buscar mejores condiciones de vida en el país; actualmente es empleada en la fundación SIFAIS, en la cual realiza el aseo de todo el edificio en general y cuida del jardín colgante que se encuentra en medio del edificio.


Karla nos comenta que todo empezó siendo voluntaria en SIFAIS en noviembre del 2022, contribuyendo a la comunidad por medio de acciones y actividades en esta fundación, por lo que al pasar el tiempo fue contratada como empleada de limpieza en la misma.

Adentrándonos un poco más en la historia de como termino acá, Téllez cuenta que un día le regalaron pólvora y ella decidió llevarla a casa, a los minutos de subirse al bus notó que el mismo se detuvo debido a que había un puesto de policía y querían revisar el bus. Los policías decidieron registrar la maleta de todos los ocupantes, y lamentablemente encontraron pólvora en las posesiones de Karla.

Es así como la señora Karla Téllez, pasó la noche encarcelada para una posterior liberación con ayuda de un abogado, pero con una multa de 100 mil colones y 100 horas de trabajo comunitario. De esta forma, fue como sus horas de trabajo comunitario iniciaron en la fundación SIFAIS.

Actualmente la señora Téllez es madre soltera de 8 hijos, de los cuales viven 5 con ella, por lo que nos comenta que su día a día es complicado, pues debe velar sola por sus hijos y buscar la forma de salir adelante con todas las necesidades de los mismos.

“La vida es muy dura, siempre hay que buscar algún trabajito para poder salir adelante porque no tengo uno fijo, pero como yo siempre digo, del lado de Dios uno sale adelante, él nunca desampara”, comentó Karla Téllez.

No obstante, también nos comenta que al visitar la fundación a regar y abonar las plantas la hace sentir bien y le ayuda a distraerse de algunas otras cosas de las que se preocupa a diario tales como la comida, escuela, ropa y gastos generales.

Además de limpiar y regar plantas en la fundación, Karla también vende verduras en su casa, realiza trabajos de limpieza, lavado y demás en otros lugares que la contratan para ello.

Es así que Karla Téllez, vecina de la comunidad de La Carpio, es verdaderamente una historia de superación y éxito, ya que ha pesar de todos los obstáculos a lo largo de su vida, sus enormes ganas de salir adelante siempre han sido mayores, por lo que es un ejemplo para todos aquellos que hayan pasado por aspectos similares o se encuentran en ellos.

Si se puede!