Ballet en Carpio; Fernando Bonilla y su amor por la comunidad.

0
325

Cada sábado en el Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social, SIFAIS se brindan clases gratuitas de Baby ballet y Ballet para adolescentes, jóvenes y más.

Ver a niñas y jóvenes en puntitas al son de música clásica en el asentamiento mas grande de migrantes en Centro América es realmente mágico, estos procesos de formación en Cueva de Luz no podrían suceder sin la buena voluntad de artistas como Fernando Bonilla, docente voluntario desde hace más de tres años en SIFAIS.

Estudiante de Bonilla en SIFAIS.

Estar en SIFAIS no es un sacrificio. Ser parte de este proyecto es mi religión, mi manera de dar amor pero también de recibir muchísimo cariño en esta comunidad que a abierto sus puertas para mi y de la que me siento como uno más, esto es para mi un honor Menciona Bonilla al hablar de su tiempo invertido en Cueva de Luz.

Fernando Bonilla con su familia.

Desde Carpio nos es necesario manifestar nuestro agradecimiento a los responsables de sembrar la semilla de voluntariado a Fernando, sus padres, quiénes al igual que el, son seres humanos llenos de pasión y devoción por ayudar a quienes mas lo necesitan. Bonilla es el menor de tres hermanos y creció en un hogar humilde y de grandes limitaciones económicas.

 

Fernando considera que es su deber retribuirle a la sociedad todo ese amor que a recibido de parte de su familia.

 

Clases de baile brindadas por Fernando en campamento de refugiados en Europa, la imagen es así para guardar las identidades de los niños y niñas.

Aún con un trabajo de horario convencional Fernando encuentra tiempo para seguir repartiendo cariño de forma voluntaria a través de la danza.

Su voluntariado en Cueva de Luz inicia hace tres años para con los Juegos por la Paz, mejor conocidos como Play for Peace en SIFAIS, después de una experiencia en un campo de refugiados en Atenas, capital de Grecia en Europa.

La dedicación de Fernando va más allá de donar sus conocimientos artísticos para con niñas y chicas de la comunidad de la Carpio, “su religión y ganas de recibir amor por esta comunidad” a como el menciona, lo han llevado a dedicar desde tiempo como docente hasta la gestión de recursos para la consolidación profesional de lo que implica un proceso de formación en danza como este.

Gracias a gestiones personales desde sus círculos sociales cercanos a logrado conseguir desde las barras de práctica hasta el vestuario de las presentaciones de sus estudiantes.

¡Gracias Fernando por tanto amor para Carpio!

Desde Vecinos Activos, desde Cueva de Luz, desde Carpio te agradecemos inmensamente tu cariño y buena voluntad.

Para información de más cursos puede escribir al Whatsapp +506 63122349

Humanidad - Resistencia - Pasión. He venido realizando trabajo social en zonas de riesgo con énfasis en niñez y adolescencia; educación, identidad e inclusión por más de 7 años. Nicaragüense. Estudiante de psicología. Exiliada. He vivido (Subsistido) toda mi vida profesional de la comunicación y los audiovisuales; era camarógrafa. Tengo estudios en derechos de la niñez y la adolescencia, antropología visual y trata de personas. La vida es bella.