Magdalena López: Una líder comprometida con la comunidad

0
244
Desde hace 10 años viene a La Carpio para ocuparse de las personas que visitan la fundación

En un país donde la pobreza sigue siendo un desafío constante, personas como Magdalena López Quintero son una verdadera inspiración. Nacida en Colombia, esta Administradora Hotelera, llegó al país hace más de 20 años gracias a la dueña del primer Ecolodge de Costa Rica, quién les propuso venir a colaborar en su negocio tanto a su esposo como a ella, quienes trabajaban en ese momento en Ecuador, territorio en el cual ya llevaban 9 años de haberse establecido.

Luego de un tiempo en Sarapiquí, decidieron poner su negocio y se trasladaron a las cercanías de la Sabana, en donde instalaron un Hostal. Cerca de este sitio conoció a Doña Maris Stella Fernández, pues, ambas visitaban una iglesia muy a menudo, en una ocasión, ella le comentó sobre SIFAIS y la invitó a conocerlo.

Desde hace 10 años viene a La Carpio para ocuparse de las personas que visitan la fundación, comunidad de la cual se enamoró por encontrar personas muy buenas, que, a pesar de sus necesidades, son muy generosas.

“A los niños de Montessori todo les asombra, todo les gusta, son diferentes a los demás que solo quieren el celular. Los niños de acá siempre quieren aprender, quieren hacer cosas, y esas ganas de la gente a mí me gusta”.

Doña Magdalena es la actual Coordinadora de Territorio de SIFAIS Cueva de Luz, ella se encarga de hacer funcionar todos los componentes de la sede, promoviendo una convivencia sana y amistosa entre voluntarios y beneficiarios. La labor es muy estresante, pues, ella desea solucionar todos los problemas lo más rápido posible, además, cuida que las personas realicen sus tareas de la mejor manera y espera lo hagan con satisfacción.

Por ejemplo, menciona a los estudiantes de TCU, en quienes, en su mayoría, encuentra personas verdaderamente comprometidas en dejar huella a través de su trabajo comunal universitario, sin embargo, también topa con otros que le provocan preocupación, pues, muestran poco interés y profesionalismo al desarrollar sus proyectos.

Ella recalca su experiencia en su profesión, pues, puede utilizar sus conocimientos para ayudar a mucha gente, buscar soluciones, además, de aprender y conocer de ellas, trabajo que le gusta mucho.

“Agradezco a los que vienen a colaborar, pues, tomar tiempo es muy valioso e importante. A los beneficiarios les digo que sean conscientes del muy buen regalo que están recibiendo de las personas que vienen a colaborar”.