Experiencia Fab Kids y Fab Lab Véritas

Programa se desarrolló en las instalaciones de las Véritas y dentro de la comunidad de La Carpio.

0
112
Los talleres se realizaban en las instalaciones de la Universidad Véritas, en Zapote. Fotografía: Facebook Fab Lab Kids Sifais

Durante agosto y noviembre del año anterior, doce jóvenes, entre los 14 y 17 años de La Carpio, participaron en el primer fab lab realizado a nivel comunitario Fab Kids Sifais, es así como se llamó esta iniciativa impulsada por la Fundación SIFAIS y Fab Lab Véritas.

Los “fab lab”, son conocidos como laboratorios en los que se busca impulsar proyectos de diseño, por medio de procesos de apropiación y transferencia tecnológica. Todo lo anterior visto desde un eje de transformación e innovación social.

Este proyecto se encargó de que los participantes aprendieran cursos sobre: impresiones , fabricaciones por computadores, y la importancia de utilizar recursos reciclables para el cuidado del ambiente.

Fab Kids SIFAIS se creó con el fin de que los jóvenes participantes, influyeran en la construcción de proyectos que pudieran dar un giro a iniciativas artesanales y ambientales dentro de la comunidad. Que los jóvenes tuvieran la oportunidad de fabricar sus propios productos sin límite alguno. Como por ejemplo: juguetes, decoraciones para el hogar, alimentos, herramientas de uso personal, y estructuras.

“Todo empezó en un día cuando Maris Stella de Fundación SIFAIS y Robert Garita de parte de Universidad Veritas, ofrecieron un taller del cual su objetivo era cambiar la comunidad por medio de la tecnología y motivar a las personas a crear sus propios productos por medio de la computación y maquinas como impresoras 3D, cortadoras láser”, mencionaron Bryan Blandón y Melba Ordoñez, participantes de dicha iniciativa.

Los talleres se realizaron en las instalaciones de la Universidad Véritas todos los fines de semana. Al final del programa, algunas clases y mostraciones de productos se hicieron dentro de La Carpio y en lugares de mayor tránsito como en Multiplaza del Este.

“El taller fue una herramienta de motivación y educación que no solo buscaba enseñar; sino que también hacer conciencia sobre el ambiente y el darle un mejor uso a la tecnología, y así, una forma de no depender de agentes externos. Que las personas tengan una herramienta para beneficiar a otras,  y así hacer que las nuevas generaciones crean que todo es posible” agregó Bryan.

Amplia experiencia trabajando en las áreas de Comunicación y Coordinación de Proyectos para organizaciones no gubernamentales relacionadas a temas de educación, reducción de la pobreza, innovación y construcción de ciudades sostenibles. Ha brindado sus servicios para empresas del sector audiovisual y publicitario del país, inclusive para festivales nacionales e internacionales.