Bryan Slinger: Detrás del boxeo de Carpio

15 marzo, 2018  /  Por:   /  Deportes   /   1103 Vistas
FullSizeRender (30)

 

A pesar de no contar con recursos e insumos deportivos concernientes a la nutrición de los atletas, el equipo de boxeo de la Carpio entrenado por Bryan Slinger ha ido creciendo gracias al apoyo de instituciones como SIFAIS.

 

Por medio de un convenio, el Comité Cantonal de Deportes de San José y SIFAIS ofrecen al grupo de atletas de la Carpio un espacio para el entrenamiento y desarrollo del deporte dentro de las instalaciones de la fundación. 

 

En su primera etapa el entrenamiento del grupo de boxeo se llevaba a cabo en las calles razón por la cual los atletas debían adaptarse a las condiciones climáticas de la calle e inclusive entrenar sin tener acceso a una fuente de agua.

 

En el boxeo olímpico se busca promover el deporte defensivo; no obstante durante los entrenamientos se busca aumentar la carga de los atletas con el fin de forjar un estilo propio de pelea.

 

En el país existen cuatro categorías de boxeo olímpico: la escolar que comprende a los atletas que tienen un peso entre los 36 y 63 kilogramos, cadete entre los 46 y 80 kilogramos, juvenil entre los 49 y 91 kilogramos y la mayor entre los 49 y 91 kilogramos.

 

Slinger entrena a jóvenes de todas las categorías y asegura que a pesar de las adversidades presentes, los atletas de la Carpio tienen fuerza y toman como punto de partida la competición para mejorar constantemente.

 

El que entrena es el mejor en su momento”, señala Slinger al referirse a la importancia de construir el hábito y la disciplina en el deportista

 

Si bien los boxeadores son muy rigurosos en su entrenamiento, a nivel institucional se promueve el estudio de manera paralela. Entre los medallistas de Juegos nacionales se destaca Agustín Romero, Rachid Vargas y Jason Vargas, dos atletas que han sobresalido en la disciplina deportiva y en el estudio.

 

Como líder del grupo, Slinger espera que se pueda construir un gimnasio para la práctica de deportes de contacto en la comunidad de la Carpio. 

 

El sueño de los niños es tener un ring para pelear”, señala el director técnico.

 

El boxeador que hoy ve los frutos del esfuerzo individual y colectivo, agradece a su entrenador Ricardo Jiménez quien ha sido una figura importante para su formación como persona y atleta.

Acerca del autor: