Un año tejiendo sueños

Entre Costuras celebra su primer aniversario

0
134
Entre Costuras
Las estudiantes del nuevo curso de Corte y Confección compartieron el primer aniversario de Entre Costuras

Con queque y refrescos, con globos y lecciones. Con el entusiasmo al tope, el emprendimiento social productivo Entre Costuras celebró su primer año de vida.

Aquella iniciativa que se abrió camino con el deseo de aprender a coser en máquina tejió ahora una realidad empresarial que se llama Entre Costuras.

Marisol Quezada y su comitiva conformada por seis señoras de la comunidad y un varón elaboran carteras, cosmetiqueras y bolsos que poco a poco se van abriendo camino en el mercado nacional.

“Ellos nos son empleados de Entre Costuras, son emprendedores”, reafirma Maris Stella Fernández, con lágrimas en los ojos, frente a un auditorio conformado por 18 mujeres quienes están llevando el nuevo curso de Corte y Confección, que se imparte justamente en Cuevadeluz.

En el marco del primer aniversario de Entre Costuras, se aprovechó para que calara entre los estudiantes el mensaje de que este emprendimiento está naciendo y que tiene mucha proyección de crecer, de darse a conocer con mayor amplitud en toda La Carpio y por qué no, en todo el país y fuera de él.

En medio de juegos, rifas y el tradicional cántico de cumpleaños, Entre Costuras viene a representar un excelente ejemplo de superación, donde querer es poder… y que sean muchos años más.